Mi soledad

La soledad, como elección, como momento necesario para contactar con lo más interno de nuestro ser, como un respiro a la vorágine de la ciudad, como la calma entre tanto tumulto. La soledad, un sitio que aparenta desierto, pero en realidad es mucho más completo que cualquier otro lugar. No solo se encuentra nuestro reflejo, allí podemos descubrir todas nuestras variaciones, decisiones tomadas, personas encontradas, distancias y vínculos. La soledad, un concepto que se lo vislumbra de forma oscura, como creación de los prototipos del deber ser y las estructuras marcadas. La única representación visual que se le hace a esta palabra, tan profunda y completa, es a través de imágenes de tristeza, grises, y negativas.
¿Por qué? ¿Será que se nos impuso que elegir estar solos es sinónimo de estar tristes? En la soledad, habitan nuestras emociones más reales, y debemos animarnos a pasar por allí, nos pertenece.
“Quiero estar solo”. “Necesito conectar conmigo”. “Tengo que aprender a disfrutar de mi”.

La soledad como necesidad

Y no, no me pasa nada, simplemente son procesos, que todo ser debe atravesar, para saber qué quiere, o por lo menos, entender, qué es lo que lo hace más feliz. No nos enojemos, ni sintamos como propio, cuando alguien nos hace saber, que necesita habitar ese espacio, no nos corresponde, seamos amables con el otro, entendamos que no todo gira alrededor nuestro.
La soledad, como punto de partida hacia lo que verdaderamente somos; acompañados, con o sin pareja, rodeada de amigos o no, pero siempre con la posibilidad de apartarnos por un rato para conectar con uno mismo. Eso si, cuando lo hagamos, seamos conscientes de cómo la enfrentamos, no la menciones desde la desolación, pensémosla desde nuestros lugares favoritos, rodeados de naturaleza, con los brazos en alto, y girando de felicidad. Por que así, es como debemos representarla. Un lugar de serenidad, de inmensidad.
¿Dónde sino es con uno mismo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍ, ACEPTO